Gerardo Masana

Banfield, provincia de Buenos Aires, 1/2/1937
Buenos Aires, 23/11/1973

El Flaco Masana, como lo apodaban, es reconocido por Les Luthiers como el fundador del conjunto. Fue por su iniciativa que en 1964, durante el cierre del V Festival Nacional de Coros Universitarios, cuatro futuros miembros de Les Luthiers pusieron en escena Il figlio del pirata, una opereta cómica de Carlos Mangiagalli, que había sido estrenada en Madrid en 1883.

Masana era hijo de catalanes que habían emigrado a la Argentina a comienzos del Siglo XX. Sus abuelos fueron actores vocacionales. Uno de ellos (Gregorio Silvestre) resultó ser, además, director teatral. En 1938 estrenó en Buenos Aires Mar y cielo, de Angel Guimerá, con la célebre actriz Margarita Xirgu. Antes de venir a la Argentina había sido artesano. Como herrero, participó en la confección de los balcones de La pedrera, el célebre edificio de Antonio Gaudí.

No es casualidad que su nieto Gerardo siguiera la carrera de arquitectura, de la cual se recibió en 1963. La partitura de Il figlio del pirata tampoco llegó a manos de Gerardo por casualidad; la había traído su abuelo Gregorio de Barcelona.

Los padres de Gerardo, si bien no tuvieron más educación formal que el colegio primario, poseían una cultura muy amplia. Su madre, Antonia, era profesora de piano. A los 11 años Gerardo le pidió que le enseñara a tocar. Así dio sus primeros pasos en la música. “Un día le preguntamos de quién era una pieza que estaba tocando. Nos dijo que la había compuesto él. Tenía 15 años”, recuerda Nuri, la hermana de Gerardo.

A comienzos de los años 60, el Flaco comenzó a cantar en el coro de la facultad de Ingeniería de Universidad de Buenos Aires. Al poco tiempo se casó con Magdalena Tomás.

Tras el éxito de Il figlio del pirata, Gerardo compuso, a comienzos de 1965, la Cantata Modatón, escrita al estilo de Johann Sebastian Bach, pero con la letra sacada del prospecto de un laxante. Propuso representarla con el coro, solistas y una orquesta de exóticos instrumentos construidos por ellos mismos. El Flaco dio el ejemplo al fabricar el bass-pipe a vara, enorme instrumento de casi dos metros de largo, que hoy en día Les Luthiers sigue utilizando.

La Cantata Modatón –más adelante rebautizada Laxatón- tuvo un éxito extraordinario, y les abrió las puertas al mundo del profesionalismo. Así surgió I Musicisti, grupo del cual Masana decidió separarse en 1967, junto con Mundstock, Rabinovich y Maronna, para fundar Les Luthiers.

En 1966 nació su hijo Sebastián (periodista, autor de Gerardo Masana y la fundación de Les Luthiers) y tres años más tarde su hija Ana Magdalena.

Antes de fallecer, a los 36 años, debido una enfermedad que fue minando sus fuerzas, Gerardo llegó a vivir los primeros éxitos de Les Luthiers; participó en la grabación de los tres primeros discos y en giras a Punta del Este y a Venezuela.
Para mayor información sobre Gerardo Masana, se puede visitar su sitio oficial: www.gerardomasana.com.ar