NARGUILOFONO
 

La construcción del Narguilófono obedeció a la necesidad de formar una orquesta de tipo árabe para acompañar la "Serenata medio oriental". En esta escena, del espectáculo Por humor al arte, Daniel era un jeque que debía cantar una serenata de amor, bajo el balcón de sus veinte futuras esposas. El instrumento en realidad es un injerto de flauta dulce con un narguile. Lo tocaba Carlos Núñez y tenía la particularidad de echar humo.