BOCINETA
 

En las obras de jazz instrumentales siempre utilizábamos kazoos por su peculiar timbre (similar al del viejo recurso del peine con el papel de seda). No obstante, al tener este instrumento poca potencia, no nos permitía hacer los sonidos “jungle”, tan típicos de las orquestas negras. Un día probamos acoplando una bocina de gramófono al kazoo. Así nació nuestra bocineta. La ejecuta Ernesto Acher en el blues "Tristezas del Manuela".