Arquitecto. Músico. Actor. Compositor y director orquestal. Integró Les Luthiers entre 1971 y 1986.
Buenos Aires, 9/10/1939
Su primera intervención con Les Luthiers fue en abril de 1971, cuando se estrenó Opus Pi, en el Teatro Astengo, de la ciudad de Rosario. Su ingreso se produjo para reemplazar a Marcos Mundstock, quien se había tomado una licencia momentánea.

"En aquel momento participé como invitado en un solo número, la Pieza en forma de tango", recuerda Acher. "Me presentaban como Arístides Garófalo. Salía vestido con un traje a rayas cruzado, con el pañuelo al cuello y el típico sombrero tanguero".

Hijo de un inmigrante llegado de Turquía y una argentina hija de turcos, Acher arquitecto, aunque siempre manifestó una fuerte vocación musical. A los tres años ya se sentaba frente al piano de su madre y golpeaba las teclas. Y a los ocho comenzó a estudiar con una profesora.

En su etapa escolar, fascinado por las canciones de jazz que emitían por la radio, empezó a admirar a músicos como Benny Goodman y Tommy Dorsey. Aprendió a tocar el clarinete y formó un grupo de jazz tradicional. En sus últimos años de universidad estudió con el maestro austríaco Erwin Leuchter, quien le abrió las puertas hacia un conocimiento más profundo de la música.


Poco tiempo después de ingresar a Les Luthiers, compuso el Manuela´s blues. Le seguirían varias otras obras de jazz, y piezas de otros géneros.

En lo interpretativo, se destacó por su habilidad con los instrumentos de viento, aunque también demostró su dotes como pianista en algunas obras, como las versiones en vivo de Pieza en forma de tango, La Chanson de Les Luthiers y Oi Gadóñaya y otras.

Con el tiempo adquirió un fuerte protagonismo escénico, que alcanzó su pico en obras como la Cantata del adelantado Don Rodrigo Díaz de Carreras… y La gallina dijo Eureka.

En 1986 dejó Les Luthiers y emprendió nuevos rumbos musicales. Editó un disco de divertimentos musicales llamado Juegos, y luego, Junto con Jorge Navarro y otros músicos, creó el grupo musical La banda elástica, que en los años siguientes estrenaría cuatro espectáculos y grabaría tres discos. Con Jorge Navarro y Baby López Furst, grabó además Gershwin, el hombre que amamos.

Más adelante, con Navarro presentaría exitosamente el espectáculo del mismo nombre en el Teatro Colón, el Teatro Coliseo, el Teatro Opera y el Teatro Argentino de La Plata.

También incursionó en el humor escénico, a partir del unipersonal Humor con Acher, estrenado en 1993. De allí en más realizó numerosas actividades como compositor, arreglador, director orquestal e intérprete.

En año 2002 decidió radicarse en Chile en donde, además de su actividad artística, fue durante siete años profesor en la Universidad Diego Portales de Santiago. Después de haber vivido en Concepción, Santiago y Linares, en 2016 regresó a Buenos Aires, donde reside actualmente.

En 2017 retomó su actividad humorística con su espectáculo Humor a la carta y en marzo repuso su programa Los rincones de Acher en Radio Nacional Clásica. Ese año, presentó en el Auditorio Piazzolla del Centro Cultural Borges La verdadera Cenicienta, cuento musical para toda la familia, realizado en colaboración con Jorge de la Vega.