Espectáculos |
TODO POR QUE RÍAS   1999

Estrenado el 3 de junio de 1999 en el Teatro Astengo, de Rosario, Argentina. Última función el 8 de mayo de 2005, en el Auditorio Alfredo Kraus, de Las Palmas de Gran Canaria.

Les Luthiers: Carlos López Puccio, Jorge Maronna, Marcos Mundstock, Carlos Núñez Cortés y Daniel Rabinovich. 

OBRAS EN PROGRAMA

Lo que el Sheriff se Contó (chistes de saloon) 
Radio Tertulia (programa radial)
Loas al Cuarto de Baño (obra sanitaria)
Serenata Tímida (canción pusilánime)
Daniel y el Señor (a dios ópera sacra)
Serenata Astrológica (carta serenatal)
Me Engañaste una Vez más (tanguito)
Gloria de Mastropiero (tangum)
Serenata Intimidatoria (último aviso)
Los Jóvenes de Hoy en Día (r.i.p. Al rap)

FICHA TÉCNICA

Fundador: Gerardo Masana
Colaborador creativo: Roberto Fontanarrosa
Reemplazantes:
 Gustavo López Manzitti, Horacio Tato Turano.
Taller de instrumentos: Hugo Domínguez

Diseño de iluminación: Ernesto Diz
Coordinación técnica y montaje de luces: Francesco Poletti
Sonido: Miguel Zagorodny
Midi y sistemas electrónicos: Diego Smolovich
2do. operador de sonido: Jerónimo Pujal
Asistente de sonido: Esteban Fernández
Asistente de escenario: Osvaldo Coiman
Asistente de luces: Bruno Poletti
Asistente general: Rodrigo Ramos
Producción ejecutiva:
 Diego Chazarreta, Javier Navarro Llona
Fotografías: Gerardo Horovitz
Diseño gráfico: Shakespear-Veiga
Prensa: SMW
Manager: Hugo Trozzoli
Agente: Lino Patalano
Agradecimientos:
 Daniela Fernández 
Textos, música, arreglos y dirección: Les Luthiers 

GALERIA DE IMAGENES / OBRA
GALERIA DE IMAGENES / PRENSA
INSTRUMENTOS INFORMALES INCORPORADOS

Desafinaducha
Nomeolbidet

GRABACIONES DE ESTE ESPECTÁCULO

Video Nº 8 - “Todo por que Rías”.
Teatro Coliseo, Buenos Aires, Argentina, 8 de Julio de 2000

PRENSA

PERIÓDICO DE BARCELONA / Marzo 9, 2004

Les Luthiers vuelven a ondear la bandera del humor inteligente.
El quinteto argentino ofrecerá en Barcelona 12 funciones de “Todo por que rías”.


El juego de palabras que da nombre al espectáculo que Les Luthiers presentará el próximo martes en el Barcelona Teatre Musical, Todo por que rías – o Todo porquerias-, encierra la escencia del quinteto cómico argentino: imaginación inagotable, sátira y humor en estado puro. Con 27 espectáculos en cartel desde sus inicios en 1967, este grupo que se ha ganado la fama de hacedores inteligente aterriza en Barcelona con la misma obsesión con la que comenzaron hace 36 años: hacer reír

Todo por que rías, estrenado en Argentina en 1999, incorpora nuevos gags y recupera piezas antiguas. Así, Lo que el sheriff se contó, Loas al cuarto de baño, Serenata astrológica, y Me engañaste una vez más se suman a los clásicos, como el mítico compositor Johann Sebastian Mastropiero o la radiofórmula Radio Tertulia, uno de los sketches más festejados del público madrileño que llenó todas las funciones del Palacio de Congresos.

Para los amantes de los inventos, esta vez Les Luthiers sorprenden con una “desafinaducha”, el “nomeolbídet” (un bidet que reproduce música) o “la marimba de cocos” (formada por 14 cocos), a partir de los cuales componen un rap, una serenata y una ópera. 

Un fundador de origen Catalan
El periodista Sebastián Masana, hijo del fundador de Les Luthiers, explora los origenes del grupo cómico en Gerardo Masana y la fundación de Les Luthiers (de Editorial Belacqua en España y Editorial Kapeluz en Argentina).
La obra analiza la influencia de Masana en las composiciones y puestas en escena del grupo y bucea en sus raíces catalanas: sus padres nacieron en Barcelona; su abuelo materno trabajó en la herrería que hizo los balcones de La Pedrera, y el paterno, de Villanova I La Geltrú, también fue actor cómico.

La familia del humor.
Si de humor se trata, el sentir del grupo compuesto por Carlos López Puccio, Jorge Maronna, Marcos Mundstock, Carlos Núñez y Daniel Rabinovich es unánime: “Se puede hacer reír con inteligencia sin necesidad de caer en el elitismo”.

A falta de un director, el proceso de creación recae sobre todos. Rabinovich lo explica así: “El primer paso es acercar la idea, luego le ponemos la música, se crean los instrumentos, ensayamos el sketch, ajustamos las tuercas y probamos los números en las funciones previas al estreno”.

Cuando presentan la obra en el extranjero, las funciones previas son imprescindibles para realizar ajustes. “El mejor gag gramático puede caer si no encuentras el mismo sentido del país donde actuás”, dicen a coro. Lo cierto es que Les Luthiers dejan la risa para las tablas, y se muestran meticulosos y serios fuera de ella. “El humor que hacemos, para que provoque más risas, tiene que estar perfectamente estudiado”, apunta Marcos Mundstock.

Lejos de aburrirles, confiesan que la rutina de trabajo les resulta dinámica porque sus espectáculos están en constante metamorfósis: “Nuestro mayor incentivo es pensar cómo hacer reír a la gente”.